Acampada de víctimas de Robo de Bebés en España los días 19, 20 y 21 de mayo de 2016 en Madrid.

Nuestras peticiones:

Una vez más, las victimas del masivo tráfico de niños ocurrido en todo el territorio Español, denunciamos la falta de claridad, transparencia y justicia que por parte de las autoridades judiciales recibimos.

A día de hoy, a nadie debería sorprenderle la existencia de una trama bien organizada y sistemática que estableció un sistema de engaño coordinado a madres solteras o matrimonios con ciertas características como fueron el ser matrimonios jóvenes que podían tener más hijos, culminando en la desaparición de sus hijos en los hospitales y maternidades en el país

Millares de denuncias y querellas de filiación han sido presentadas en los Juzgados y una detrás de otra han sido masivamente archivadas por supuestas faltas de pruebas evidénciales, o alegando el peregrino delito de la prescripción. Una vida no se archiva y mucho menos prescribe. Mientras se mantenga la situación de secuestro. Y mucho menos, prescriben los delitos de lesa humanidad, entre los que se encuentra la sustracción de niños.

A los incontables cientos de familias españolas, víctimas de la desaparición de sus hijos se les ha creado un daño indescriptible que con carácter urgente necesitan reconocimiento como víctimas de la sustracción de sus hijos. Conocer la verdad y vivos o fallecidos, encontrar a sus hijos. Las tumbas están vacías y por tanto, los niños continúan vivos.  

Resulta difícil conocer el número exacto de los cientos de niños que han sido sustraídos, pero no resulta nada difícil conocer y reconocer el inmenso daño que a estos incontables cientos de familias se les ha ocasionado. La sustracción de niños en las maternidades de España ha creado víctimas de una práctica tan inhumana como cruel e inmoral y sin duda alguna, desprecia los principios fundamentales de los derechos humanos y falta de ética moral con la desaparición de sus hijos.

Desafortunadamente, no se puede devolver a un hijo, o a una madre los años de amor y convivencia perdidos y por tanto, resulta muy difícil obtener una justa y mesurable reparación. Sin embargo, si se pueden y se deben dar los pasos decisivos que faciliten la búsqueda y re-encuentro con sus familias víctimas de la sustracción de sus hijos.

Una desaparición forzada no prescribe mientras se mantenga la situación de secuestro, al igual que tampoco prescriben los delitos de lesa humanidad. Y el tráfico masivo de vidas inocentes, es un delito de lesa humanidad.

 

Es por ello que suplicamos a las autoridades judiciales y competentes:

El reconocimiento del tráfico de bebes como problema de Estado, la inmediata apertura de una exhaustiva investigación y búsqueda de los niños desaparecidos, junto con la promulgación de leyes que permitan perseguir y enjuiciar a los responsables del masivo tráfico de niños ocurrido en todo el territorio español.

Suplicamos que contrariamente a presentarnos impedimentos en la búsqueda de nuestra documentación, se nos facilite acceso al Registro Civil, Diputaciones Provinciales, antiguas Juntas de Protección de Menores, Tribunal Tutelar de Menores, Institutos de Puericultura, Inclusas, archivos civiles, archivos eclesiásticos, cementerios, hospitales y maternidades y que sin impedimento o excusa alguna, bien sean fictos o reales, se nos entreguen los supuestos expedientes de adopción y abandonos.

Por la situación que presenta la inexistencia de un expediente de adopción solicitamos que el Ministerio Fiscal y los órganos judiciales investiguen exhaustivamente la red de inscripciones de hijos biológicos de padres que no son nuestros padres y que ello sea objeto de una especial línea de investigación.

Suplicamos que el Ministerio y Consejerías de Sanidad ordenen que al igual que a las víctimas de adopciones irregulares, como a las familias víctimas de sustracción de niños e inscritos como hijos biológicos de personas que no son nuestros padres, se nos facilite y entreguen los historiales clínicos nuestros y de nuestras supuestas madres, incluidos aquellos historiales que han sido transferidos desde centros sanitarios dependientes de las Administraciones Autónomas, Centrales y desde las maternidades e inclusas al Archivo Regional y el Programa de Búsqueda y Datos biológicos transferidos al Área de Adopciones, que nos permitirá el esclarecimiento de la verdad a los crímenes de lesa humanidad que han sido cometidos.

Conforme al artículo 39.2 de la Constitución, todo español tiene derecho a conocer quién es su padre y su madre. Sin embargo, parece ser que no toda la legislación vigente en España sigue el mismo criterio y la discriminación hacia las personas inscritas como biológicas de personas con las que no parecen tener vinculación biológica alguna, es más que palpable. Es por ello, que suplicamos al Ministerio de Justicia que antes de penalizar a las víctimas por exigir conocer su verdadera procedencia e identidad, junto con conocer los motivos por los cuales su documentación ha sido con total conocimiento e intencionalidad tergiversada, se lleve a cabo una exhaustiva investigación a la falsificación documental existente y se exija a las personas demandadas, la presentación de documentación que acredite su verdadera vinculación biológica.

 

Muchas gracias

 

 

 

 

Noticias

La prensa nos ha ayudado a hacer visible la realidad de unos hechos que no tuvieron que haber ocurrido, pero lo más importante es que pueden ayudar a divulgarlo y que no pueda volver a ocurrir.